“El DOLOR personal, privado,
SOLITARIO, es más TERRORIFICO que
el que cualquiera pueda infligir”

-Jim Morrison